• España ganará 2,3 millones de turistas por año de aquí a 2019 vía @hosteltur y nosotros los estamos esperando http://t.co/yTQpks0ZGU
  • Buen lunes! Estamos preparando días #atípicos por el #norte....
nov
Mie
1
9
AVÍSAME
PARA LA
PRÓXIMA

UN DÍA ATÍPICO DE RUTA MICOLOGICA
por 30 €

¿Sabíais que en Jabugo hay una casa con vistas a la Toscana?

Temprano, muy temprano nos levantamos, caras de sueño y un pelín de frio, pero con la promesa de que merecería la pena.

Recorrimos el camino que separaba nuestro punto de partida hasta el otoño, no viajamos hasta un lugar si no hacia una estación. Mientras íbamos llegando y nos adentrábamos con aroma a tierra mojada una explosión de color se nos abría entre las cortinas de la sierra.

Desayunamos como desayunan las personas que saben que les espera una aventura y partimos a la conquista de lo desconocido.

Primeras nociones sobre el mundo de las setas, de la sierra, del campo, de una parte de nuestras vidas que a veces la tenemos almacenada. Pedro y Javi, nuestros ángeles de la guarda nos ofrecían un escaparate de productos al alcance de nuestras manos, setas, castañas, hierbas, árboles…solo teníamos que ser curiosos.

Emocionados por retroceder varias décadas nos esperaba lo mejor, la jornada de convivencia degustando parte del botín capturado por todos, supervisado por Pedro y cocinado por las maravillosas manos de nuestro agrochef Javi.

Ensaladas, chacina de Jabugo, carne ibérica, arroz con setas, bebidas heladas…todo en el incomparable marco de una casa de pueblo con vistas a las Toscana.

Nos quedamos con la sensación de que fue un gran día, fue UN DÍA ATÍPICO.

QUÉ INCLUYE

Ruta micológica.
Jornada gastronómica de convivencia.
Material didáctico.
Seguro de responsabilidad civil y asistencia individualizado.

QUÉ PASARÁ EN EL DÍA

Disfrutaremos de un reponedor día de campo en un paraje natural idílico como es la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, que en otoño se presenta ante nosotros en su máximo esplendor, con una variedad de colores infinita.

Antes de adentrarnos campo a través para iniciar nuestra ruta micológica recibiremos las primeras nociones básicas sobre el mundo de la micología.

Una vez terminada la charla, llegará el momento de atravesar el monte sin sendero que nos guíe, no tardaremos en encontrar las primeras setas y en aprender a distinguirlas con las claves dicotómicas del material didáctico que dispondremos.

Tras la actividad analizaremos las diferentes especies encontradas y llegará el momento de disfrutar de unas risas con los nuevos amigos y compañeros de ruta en una merecida jornada gastronómica de convivencia a base del botín recogido.

¿Te lo vas a perder?

RUTA MICOLÓGICA

¿Sabías que el ser vivo más grande del mundo es un hongo? se llama Armillaria Ostoyae, tiene unos 2400 años de antigüedad y ocupa una superficie de unas 890 hectáreas. Estas y otras muchas curiosidades podremos conocer si te vienes con nosotros de ruta micológica.

Anímate a conocer el mundo de la micología, ciencia que se dedica al estudio de los hongos.

Andalucía y más concretamente la Sierra de Aracena y Picos de Aroche es una de las zonas del mundo con mayor variedad de setas, lo que lo convierte un importante destino para disfrutar de un reconfortante día de campo de ruta micológica. Tras las primeras lluvias de otoño se dan las condiciones climáticas idóneas para que los hongos que crecen subterráneamente den lugar a la proliferación de más de 500 especies de setas diferentes, algunas tóxicas y otras comestibles.

Es aconsejable aunque no obligatorio para esta actividad disponer de:

  • Calzado de montaña o cómodo.
  • Navaja.
  • Cesta.
  • Según la meteorología también un chubasquero.

Quedaremos en la explanada de la parada de metro Blas Infante para salir a las 08:00 horas (se ruega estar un poco antes para salir a esta hora), así podremos organizarnos para compartir vehículo. Si lo prefieres podemos vernos directamente en Aracena, el punto de encuentro allí será a las 09:30 en el Mesón Bar La Reja (En la última rotonda saliendo de Aracena dirección Portugal, frente a la gasolinera).

Afortunadamente la madre naturaleza nos tiene que dar permiso para poder realizar esta actividad, hemos acordado que ella nos avisa, nos enviará un guiño en forma de lluvia y después nos sonreirá con unos rayitos de sol, hasta entonces toca esperar…